En ocasiones el sistema inmunológico de algunas personas, al entrar en contacto con ciertas sustancias que no reconoce y considera extrañas, genera una reacción y produce anticuerpos denominados IGE intentando eliminar o defenderse de dicha sustancia que entonces se denominará “alérgeno”. Todos los síntomas que se producen en el cuerpo (inflamación, ojos llorosos, escurrimiento nasal, fiebre, etc.) constituyen una alergia.

Las alergias constituyen una de las seis patologías más frecuentes entre la población mundial.

Los alérgenos más comúnmente identificados son:

Polen: Son las partículas que liberan las plantas para fecundar otras plantas de su especie. Están presentes prácticamente en todo el aire.

Ácaros: Son un tipo de arácnidos microscópicos que habitan en colchones y tapicería de nuestras casas.

Moho: Son hongos presentes en ambientes húmedos.

Caspa animal: Sustancias que se desprenden de la piel y pelo de los animales.

 

Existen muchas otras sustancias, que pueden generar alergias, desde alimentos hasta textiles y más. En próximas publicaciones nos enfocaremos en alergias específicas.