Dentro de las sustancias prohibidas en el deporte y, en algunos países, en la ganadería, se encuentra el clembuterol.


El Clembuterol es un fármaco empleado para el tratamiento de enfermedades respiratorias, tiene un efecto broncodilatador, es decir que expande o “abre” los bronquios pulmonares, permitiendo una mejor absorción del oxígeno, es decir una mejor respiración.


En la ganadería se usa para incrementar y apresurar el desarrollo de las reses, pero como ya mencionamos, en la mayoría de los países del primer mundo está prohibido su uso con este fin, ya que tiene efectos adversos en el consumidor de carne.


Entre los efectos negativos que tiene el consumo de carne contaminada con clembuterol en el ser humano están las palpitaciones, incremento de la presión arterial, nerviosismo, sudoración, visión borrosa, temblores, calambres, náuseas y, a largo plazo, daño permanente al corazón.


Por lo anterior, es importante la detección, el análisis y las pruebas que determinan la presencia de este químico en productos cárnicos o, en el caso del deporte, en los atletas en competencia.